Nuevo curso regional de seguridad y protección en Laboratorios Químicos en el INTI

Por segunda vez, el INTI fue el escenario del curso regional de Seguridad y Protección en Laboratorios Químicos. Participaron 45 representantes de 11 países de Latinoamérica y el Caribe, con el objetivo de seguir elevando los estándares de seguridad química en la región.

El curso se realizó del 24 al 28 de abril en el Parque Tecnológico Miguelete, sede central del INTI, ubicado en la provincia de Buenos Aires. Durante cinco días de intensa actividad, los participantes accedieron a 15 disertaciones; visitaron laboratorios de cuatro centros de investigación y desarrollo del INTI (Química, Ambiente, Celulosa y Papel y Caucho), donde pudieron observar las condiciones y conceptos de seguridad industrial; y concluyeron con un examen integrador, que valida los conocimientos brindados durante las jornadas.

Se trató de la segunda edición de este curso regional —por sus características, único en Latinoamérica—que volvió a tener al INTI y a sus laboratorios como escenario y a sus profesionales al frente de la capacitación. El objetivo de esta ambiciosa actividad fue resaltar los aspectos de seguridad y protección en laboratorios químicos, principalmente en lo que hace a las normas de seguridad en las instalaciones, manipulación y procesos con sustancias químicas.

Participaron un total de 45 profesionales de 11 países de América Latina (Ecuador, Chile, Uruguay, Venezuela, El Salvador, Guatemala, Costa rica, Panamá, Perú, Brasil y Argentina), quienes en sus respectivos países están a cargo de laboratorios, o bien, están en permanente contacto con sustancias peligrosas.  Entre las entidades locales participaron integrantes del CITEDEF del Ministerio de Defensa, Policía Federal Argentina, Bomberos Voluntarios,  Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), Ministerio de Ciencia y Tecnología (Mincyt), Laboratorio de Aduana (AFIP), Superintendencia de Riesgos de Trabajo y la Armada Argentina.

La capacitación contó con la participación especial del experto español Xavier Guardino Solá integrante del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo de España, quien realizó cuatro disertaciones sobre seguridad química, contaminación ambiental en el laboratorio, almacenamiento y manipulación de sustancias químicas y, por último, organización y diseño del laboratorio.

Además, profesionales del INTI y de la Superintendencia de Riesgos de Trabajo abordaron las siguientes temáticas: ventilación localizada por cabinas en laboratorios, toxicología laboral, introducción a las sustancias y agentes cancerígenos, gestión de residuos peligrosos, sistemas globalmente armonizado (GHS), elementos de protección personal, convenios químicos y emergencias en el laboratorio.

La actividad fue organizada por el INTI, a través de su Gerencia de Cooperación Económica  e Internacional y de la división de Higiene y Seguridad Laboral; la Organización para la prohibición de Armas Químicas (OPCW por sus siglas en inglés) y  la Autoridad Nacional Argentina para la Convención de Armas Químicas (ANCAQ).

La ceremonia de cierre se realizó el 28 de abril, Día Internacional de la Seguridad y Salud en el Trabajo,  en el Palacio San Martín y contó con la presencia del presidente del INTI, Javier Ibañez, quien felicitó a los participantes y lo instó a ser “abanderados” de esta temática en sus respectivos países. Además, reforzó el compromiso de la Argentina en el desarme nuclear y recordó la reciente visita del Presidente de la Nación, Mauricio Macri a la sede de la OPCW en La Haya. En ese marco se realizó la conmemoración del 20º aniversario de la Convención sobre Armas Químicas, tratado internacional que controla el armamento, almacenamiento y uso de armas químicas, cuyo cumplimiento depende de la OPCW.

  “Buscamos contribuir al objetivo de elevar el nivel de seguridad química en la región”

Así lo afirmó el secretario ejecutivo de la ANCAQ, ministro Mariano Simón Padrós, quien destacó como finalidad del curso compartir con colegas de América Latina y el Caribe la experiencia y capacitación de los expertos argentinos en la materia: “de esta manera buscamos contribuir al objetivo de elevar el nivel de seguridad química de la región frente a desafíos relacionados con el manejo de sustancias peligrosas”, aseguró.

En esta línea, subrayó que Argentina considera a la ciencia y a la tecnología en general y a la actividad química en particular como aéreas estratégicas para el desarrollo nacional y las impulsa activamente. “Los desarrollos científicos y técnicos contribuyen decididamente a mejorar la calidad de vida de la población pero estos progresos a veces entrañan ciertos peligros, por ello es responsabilidad de los Estados poner en práctica medidas de seguridad acordes con los riesgos que estas actividades suponen”.

Para finalizar, se refirió al curso regional como un paso cualitativo: “creemos que la cooperación internacional, en particular la Sur Sur, juega un papel crucial para la consolidación de una cultura de la seguridad química adecuada a las características y necesidades  de nuestra región, la realización de este curso en nuestro país demuestra una vez más la decidida política de no proliferación y el compromiso con las obligaciones de la Convención de Armas Químicas”. Cabe destacar que desde el año 2000, Argentina recibió 36 inspecciones de la OPCW, todas ellas exitosas.

En representación de la OPCW, estuvo presente Sergey Zinoviev, quien reconoció al INTI como un centro de excelencia en la región, con una amplia experiencia en los campos de aplicación pacífica de la química. Al momento de realizar su presentación explicó que “la OPAW no sólo es un mecanismo para asegurar la prohibición de algunas aplicaciones de sustancias químicas o su proliferación, sino que también estamos apuntando a su desarrollo, ayudando a los Estados miembro a fomentar la capacidad de las instituciones para estimular y fortalecer la cooperación internacional en el uso pacífico de la química, según lo dispuesto por el artículo 11 de la Convención sobre las Armas Químicas”. Sobre este tratado destacó que hasta la fecha fue firmado y ratificado por 192 países, adherencia que no ha sido alcanzada por ningún otro tratado internacional de desarme. Además, remarcó los progresos significativos en lo que hace a la destrucción de armas químicas: “en la actualidad más del 90%  de los accionares de armas químicas han sido destruidos”, aseguró Zinoviev.

Por su parte, Damián Merlino, jefe de la división Higiene y Seguridad Laboral del INTI, expresó: “queríamos que lo participantes se llevaran una variedad de conocimientos importantes, tanto nuevos como reforzados, que conocieran al INTI y que cuenten con nosotros”. En este sentido, explicó que entre los participantes se creará una red de `formador de formadores´ a través de la cual seguirán en contacto para intercambiar información. “Es la segunda red que armamos –la primera fue en el curso del 2015- con muy buenos resultados, porque si bien las culturas son distintas, las medidas de seguridad son muy parecidas”.

Por último, afirmó que “el INTI es uno de los organismos referente en materia de seguridad en laboratorios químicos de la región, de hecho, la mayoría de los disertantes del curso son argentinos y son de INTI, para nosotros es un orgullo contar con docentes que estén disponibles para una capacitación de esta magnitud.”.

inti

Los participantes visitaron laboratorios de cuatro centros de investigación y desarrollo del INTI (Química, Ambiente, Celulosa y Papel y Caucho).

Las voces de los participantes 

Valentina Seguel, Universidad Católica de Chile, encargada de bioseguridad. 
“Lo que nos motivó a venir al curso fue el tratamiento de temas de seguridad química en la región, algo  fundamental debido a que la mayoría de los cursos que existen son para cumplir estándares internacionales de la Unión Europa o de EE.UU. que no tienen mucho que  ver con las realidades de nuestros laboratorios. Por lo tanto poder obtener información de profesores que saben cómo son las condiciones que existen en Latinoamérica, es más útil y podemos aplicarlo a nuestro trabajo diario.”.

Víctor Yanssen, departamento de capacitación de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo de Argentina.
“Trabajo en el armado y dictado de capacitaciones dentro del ambiente laboral con especialistas en toxicología laboral, por eso teníamos mucho interés en participar de esta capacitación. Durante estos días hicimos un repaso de toda la normativa vigente en Argentina, en materia de seguridad en laboratorios, y también pudimos ver cómo es el contexto mundial para conocer qué otras normativas pueden servirnos de referencia y así fortalecer nuestro sistema de seguridad.”.

Marcos Salazar, químico. Docente en la Universidad de Panamá. Integrante de laboratorios del Centro de Investigación e Información de medicamentos y tóxicos. 
“Al trabajar en la parte de laboratorios hacemos muchas asesorías al tiempo que nos consultan sobre  cómo tratar con ciertas sustancias químicas, cómo se procesan y se guardan sus desechos. Como sabía que estos tópicos se iban a tocar en el curso, es justamente lo que vine a buscar. Además, mucho de lo que hablamos en estos días está vinculado a la infraestructura del laboratorio: cómo tiene que estar distribuido, cámaras de extracción de gases, ventilación de las sustancias almacenaje y cómo hacer estudio de casos en accidentes de laboratorios, todo ellos de mucha utilidad para mi trabajo.”.

Carolina Guarino, química farmacéutica. Instituto Técnico Forense (ITF) del Poder Judicial de Uruguay.
“Me interesó participar porque estamos implementando nuevas medidas para trabajar mejor al tiempo que buscamos implementar nuevas normas y acreditar ensayos. Es una oportunidad para el ITF y también para mí, ya que fui seleccionada y becada para estar hoy acá.
Me voy con mucho conocimiento, durante las charlas es inevitable pensar es su propio laboratorio, en cómo empezar a implementar todo lo aprendido y donde mejorar aspectos que tenemos mal organizados. Otra tarea que me llevo es impartir estos conocimientos al resto de mis compañeros.”.

inti2017

Fuente : INTI