Día Mundial de la Normalización – 14 de Octubre 2018

Las Normas Internacionales y la Cuarta Revolución Industrial

Cada año el 14 de octubre, los miembros de la IEC, ISO e ITU celebran el Día Mundial de las Normas, como una forma de rendir homenaje a los esfuerzos de colaboración de los miles de expertos de todo el mundo que desarrollan los acuerdos técnicos voluntarios que se publican como normas internacionales.

Así como las normas fueron cruciales durante la primera revolución industrial, hace más de 250 años, también jugarán un papel crítico en la cuarta. La Cuarta Revolución Industrial se refiere a las tecnologías emergentes, que están borrando las fronteras tradicionales entre los mundos físicos, biológicos y digitales. Este aumento de la conectividad de las personas y las cosas tendrá un impacto en la forma que producimos, comerciamos y nos comunicamos, al igual que la energía a vapor transformó los métodos de producción y la forma de vida de muchas sociedades durante la Primera Revolución Industrial. En el siglo 18, la transición del trabajo manual al trabajo con maquinaria y en fábricas planteó la necesidad de las normas. Por ejemplo, para reemplazar piezas de una máquina y permitir la producción en masa de componentes especializados. Hoy, las normas jugarán una vez más un papel clave en la transición a una nueva era. La velocidad del cambio que estamos presenciando no sería posible sin ellas. Los innovadores confían en las Normas Internacionales, como las producidas por IEC, ISO e ITU, para garantizar la compatibilidad y la interoperabilidad, de modo que las nuevas tecnologías se puedan adoptar a la perfección. También son un vehículo para difundir el conocimiento y la innovación a nivel mundial.

DMN 2018

El rápido ritmo de cambio provocado por la Cuarta Revolución Industrial tiene sus desafíos. Los robots y la inteligencia artificial se encargarán de más y más tareas realizadas anteriormente por humanos, la fabricación aditiva (también conocida como impresión 3D) cambiará la forma en que fabricamos productos, y nos dará la capacidad de “imprimir cosas” en casa, y como todo, desde aviones hasta monitores para bebés están conectados digitalmente, la vulnerabilidad de los datos y las consecuencias de una violación están creciendo exponencialmente. Estos son solo algunos ejemplos de los problemas presentados por una nueva generación de tecnologías inteligentes caracterizadas por grandes volúmenes de datos, mayor integración, almacenamiento en la nube y comunicación abierta de dispositivos por nombrar algunos. Las Normas Internacionales son una poderosa manera de garantizar la seguridad y minimizar el riesgo. Por ejemplo, las normas de seguridad pueden mantener nuestros datos seguros y disuadir a los piratas informáticos. Y las normas de seguridad para los robots harán que sea más fácil interactuar con los humanos. La Cuarta Revolución Industrial ha comenzado, pero con el fin de aprovechar su potencial para el mejoramiento de la sociedad, se necesitan normas.